🛫 Lea más sobre infonegocios, educación financiera, crecimiento personal. Negocios en Internet, negocios en Internet, inversiones, ganancias, profesiones, inversiones rentables, depósitos. Casos de éxito, autodesarrollo, crecimiento personal.

El buen comienzo de un negocio es la clave de su éxito

11

Entre las personas que nunca han estado en el negocio, e incluso entre algunos empresarios, existe la opinión generalizada de que se cree que se requiere capital inicial para abrir un negocio. Muchos dicen que no abren un negocio precisamente porque no tienen capital inicial. Sin embargo, esta no es exactamente la forma correcta de iniciar un negocio. De hecho, el dinero es importante para iniciar un negocio, especialmente cuando no quiere molestarse con la apertura usted mismo.En este caso, puede dar dinero a personas que saben cómo abrir un negocio y lo harán todo. Pero cuando existe el deseo de hacerlo todo usted mismo, cuando existe el deseo de construir un buen negocio, entonces el dinero pasa a un segundo lugar. Una buena idea es lo primero. Una buena idea es la manera correcta de iniciar un negocio. Esto lo confirma el hecho de que hay personas que tienen dinero pero no negocios.

Muchas de estas personas incluso preguntan a otros qué tipo de negocio pueden iniciar con la cantidad específica que tienen. Resulta que tienen dinero, pero no tienen una idea, lo que significa que no tienen ni pueden tener un negocio. Además, no hay un solo negocio exitoso en el mundo que se haya abierto a expensas del dinero. Todo, absolutamente todos los negocios exitosos comenzaron con una buena idea para cuya difusión se utilizó el marketing en general y las reglas del marketing en particular.

Todo comienza con una idea, y si quieres tener un negocio, debes comenzar con una idea.

¿Por qué una idea es la forma correcta de iniciar un negocio? Todo es simple. Nuestro mundo está dispuesto de tal manera que la idea es su unidad primaria. Todo parte de una idea, y si quieres tener un negocio, tienes que empezar con una idea. En principio, el negocio es el desarrollo de una idea. El dinero que gana un hombre de negocios es sólo la consecuencia de un negocio exitoso, la promoción exitosa de una idea.

En consecuencia, la principal habilidad que debe tener un empresario es la capacidad de promover una idea a las masas. Incluso se puede decir que un hombre de negocios es una persona que sabe cómo promover una idea a las masas. Cuanto mejor lo hace, más éxito logra. Un hombre de negocios es una persona que desarrolla una idea, y una persona que invierte dinero es solo un inversionista.

Es muy importante para un inversor tener capital inicial. Para él, es como los soldados que el inversor envía a la batalla. Cuando estos soldados ganan, toman prisioneros. Los presos son dinero ganado. Un empresario trabaja de una manera diferente, un empresario introduce la idea de un producto o servicio en las personas, luego de lo cual se convierten en consumidores de ese producto y servicio.

Después de la implementación de la idea, el empresario ofrece a los consumidores un producto o servicio y, a cambio, recibe dinero de ellos. Cuanto mejor promocione la idea el empresario, más consumidores de su producto recibirá, lo que significa que ganará más dinero. Al mismo tiempo, la mano invisible del propio mercado está entre los amigos de los empresarios. Ella les ayuda mucho.

Si un empresario ofrece dinero a los consumidores a cambio de su dinero, entonces esto ya no es un negocio, sino una especie de absurdo. Una idea y solo una idea debe ser ofrecida a los consumidores por un empresario, porque solo el desarrollo de una idea crea la base para que las ventas sean posibles. Es por eso que una idea es el comienzo correcto de un negocio y la base de un negocio exitoso. Las ventas se logran gracias a que algunas personas se "contagian" con la idea, quienes luego se convierten en consumidores de ciertos productos.

El buen comienzo de un negocio es la clave de su éxito

En otro caso, las ventas son simplemente imposibles, porque estas mismas personas no tendrán la menor razón para comprar ningún bien o servicio y gastar su dinero en ello, y cuando no hay razón, entonces no hay motivación para hacerlo. La idea es importante no solo para un hombre de negocios, sino también para un fabricante. Para él, es una forma de conseguir nuevos clientes para sus productos. Sin embargo, el consumidor no está perdido, también se beneficia del hecho de que permite que la idea se introduzca en él mismo.

Sin ideas implementadas, estaría sentado en su casa, por lo que el consumidor va al cine, a los bares, a los restaurantes, a los bolos, a la discoteca, compra bienes y servicios que antes también eran ideas, pero ahora se han convertido en un lugar donde la gente se comunica., donde embellecen sus vidas, y algunos incluso encuentran allí a sus almas gemelas. Resulta una simbiosis tan interesante de empresas y consumidores en torno a una idea común. Esta simbiosis es en realidad la base para construir una nueva generación de negocios.

Algunos aspirantes a empresarios cometen un error al confundirse con los inversores. Hay muchas historias de este tipo, porque cada año hay muchos miles de quiebras. Los empresarios potenciales van a hacer negocios, pero realmente están comprometidos con las inversiones. Inicialmente inician mal el negocio y el resultado de su negocio es natural.

¿Porqué es eso? Porque algunas personas piensan que el negocio es fácil y simple y lo inician sin ningún tipo de educación. Como resultado, no saben que la forma correcta de iniciar un negocio es cuando se comienza con una idea. Comenzar con una idea significa, ante todo, pasar la idea a través de uno mismo. Pasar una idea a través de ti mismo te permite entenderla, comprender cómo te afecta la idea, obtener retroalimentación de ella.

Comenzar un negocio correctamente requiere algo de preparación

Si no eres el portador de la idea, entonces no podrás transferirla a otra persona y no podrás convertirla en consumidor, lo que significa que no podrás hacer negocios. Por supuesto, el negocio es más difícil que la inversión, hay que pensarlo. Muchas personas pueden participar en inversiones, pero solo unas pocas, especialmente afiladas para personas de negocios, pueden participar en negocios. Estas personas también se caracterizan por el marketing de personalidad. Son muy buenos para promocionar no solo el negocio, sino también a sí mismos.

Comenzar un negocio de la manera correcta implica cierta preparación. Si es importante para un inversor tomar más barato, es decir. invertir menos dinero y vender más caro, es decir obtener más dinero, es importante que un hombre de negocios evalúe el mercado. Esto significa que la inversión y los negocios requieren habilidades completamente diferentes. Un buen hombre de negocios es también un profesional experimentado en marketing.

Si desea hacer negocios, debe averiguar cuántos clientes puede crear, debe averiguar cómo hacerlo, cuánto costará y qué es generalmente importante para los consumidores. Un inversor invierte dinero y no piensa en el consumidor, solo piensa en el dinero y, en consecuencia, su estrategia es diferente: imponer al consumidor lo que es beneficioso para él y no ofrecer lo que el consumidor realmente necesita.

Un empresario, en cambio, trabaja con el mercado, lo estudia, y la idea está en el corazón del mercado. En consecuencia, de nuevo volvemos a ello, porque una idea es el comienzo de un negocio, el único comienzo correcto de un negocio. Para trabajar correctamente en el mercado, debe poseer marketing al menos en un nivel mínimo. El marketing es una ciencia simple, por lo que no hay nada que temer. Además, puedes obtenerlo gratis.

Fuente de grabación: noomarketing.net

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More